LOGIN

Nuestra filosofía

La importancia de afilar la sierra


"Cuenta la historía como un jóven leñador empezó a trabajar talando árboles en un bosque de su comarca. El leñador estaba muy motivado pues se trataba de su primer empleo. La primer jornada de trabajo, consiguió talar cien árboles. Muy satisfecho, regresó a casa dispuesto a doblar la cantidad de árboles talados al día siguiente. Sin embargo, al día siguiente, para su sorpresa, solo consiguió talar 70 árboles. Furioso consigo mismo, volvió a casa con la firme determinación de superar los árboles talados el primer día. Al final de la tercera jornada, el jóven leñador se sentó apoyado en uno de los árboles del bosque. Estaba cabizbajo y triste preguntándose si realmente ese trabajo era lo suyo.- Quizá no he medido bien mis fuerzas...se decía ...Fue entonces, cuando se le acercó un leñador bastante más veterano y al verle cabizbajo y escuchando su dilema, -pues creyendo estar solo, el jóven leñador farfullaba en voz alta-, le preguntó: - Muchacho, ¿tú te has parado a afilar la sierra? "El jóven contestó: - No tuve tiempo, estuve atareado aserrando. ("Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas") 


Afilar la Sierra Se trata de renovarte con regularidad. Lo contrario, ser inefectiva supone desgastarte, es decir, ocuparte tanto con tu vida que nunca tienes tiempo para renovarte, para superarte. Sería como decir, no estudies, no aprendas nada nuevo. Evita el ejercicio,la naturaleza o cualquier otra cosa que pueda inspirarte...Se trata de renovar regularmente las cuatro dimensiones más importantes de tu vida: cuerpo, mente, corazón y alma.

Algunas colegialas pasan muchas horas haciendo actividades deportivas, tratando de tener un cuerpo perfecto, pero descuidan sus mentes. Otras estudian muchísimo, pero, (y especialmente cuando llegan los exámenes), descuidan su vida social, sus relaciones, sus compromisos con el voluntariado o con el área más espiritual. Para alcanzar la mejor versión de tí misma, necesitas encontrar el equilibrio en estos cuatro aspectos. ¿y por qué el equilibrio es tan importante? Porque lo que hagas en una dimensión de tu vida, afectará a las otras tres. Piénsalo. Es difícil ser simpática (corazón)cuando estás cansadísima (cuerpo). Pero también sucede lo contario. Si te sientes motivada y bien contigo misma (alma) es más fácil concentrarte en tus estudios (mente) y ser más amable y generar mejores relaciones con los demás (corazón).

En esto consiste "Afilar la Sierra". Por esta razón, en el Mayor, hemos dividido todas las actividades que hacemos en las cuatro áreas:

  1. La dimensión espiritual: actividades de pastoral (voluntariado, grupo de fe, coro y preparación de celebraciones litúrgicas);
  2. La dimensión intelectual: actividades culturales (Idiomas, teatro);
  3. La dimensión física: actividades deportivas (aerobic, bailes de salón, voley, baloncesto)
  4. La dimensión socio-emocional: talleres y conferencias de todo tipo, pero en especial, aquellas que desarrollan las competencias genéricas que propone el plan Bolonia.


La congregación Vedruna no mantiene un Colegio Mayor para dar solamente alojamiento, (además, la Universidad obliga a través de la Ley a que sean centros de formación e inculquen algo más). El colegio mayor es un lugar privilegiado para desarrollar las competencias intrapersonales e interpersonales. En la realización de estas actividades se aprenden muchas más cosas de las que en un principio podría parecer. Y eso es lo que queremos potenciar. Esperamos que todas las actividades, sean de la índole que sean, promuevan valores humanos que son fundamentales para la vida; como generar relaciones cordiales, de amistad, de respeto, de colaboración, de diálogo, de libertad, y de responsabilidad. Se trata también de hacer personas sensibles, con gran conciencia de solidaridad, de modo que en un futuro contribuyan desde su profesión a lograr una sociedad mejor.

 



(c) 2017. Este site está creado con Barracus Framework, un producto de elequipoe.com(c) 2017. NCMS, Eleva Tu Punto De Vista